La Patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos. José Martí

La Patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos. José Martí


¿Sobrevivirá la democracia sin una opinión pública bien formada?

Cabe preguntarse si sobrevivirá la convivencia y la democracia sin predominio de una opinión pública expresada en y con libertad y a la vez objetiva y respetuosa. Será necesario promover la responsabilidad cívica de los medios de comunicación a favor de la libertad responsable, del compromiso profesional, de la objetividad, de la sensibilidad humana y política, del vínculo intrínseco con la sociedad, y del acceso a los recursos necesarios y la probidad en su empleo.

24 Ene 2024
0 comments
Imagen © Asocajas

La información y la prensa como conjunto de medios a su servicio son esenciales en la convivencia social y democrática. Ofrecen datos procesados en torno a conocimientos que contribuyen a interpelarnos como personas, ciudadanos y sociedad y a la formación de la opinión.

Por ello, deben ser garantizados los derechos a una información democrática y una prensa libre, e igualmente debe exigirse la responsabilidad en tales desempeños. Sin información -libre, democrática y responsable- no puede haber confrontación ordenada y pacífica de ideas y proyecciones ni consensos sólidos ni convivencia sincera.

Esta dinámica comunicativa ha sido desarrollada tradicionalmente por la televisión, la radio, las películas, los CDs o DVDs y la prensa. Mas estos medios, con el tiempo, suelen padecer la carencia de libertad producto de una excesiva dependencia de poderes y una precaria financiación porque cada vez poseen menos influencia social.

Están siendo desplazados por otros medios desarrollados en internet, como las redes sociales, especialmente Facebook, Twitter e Instagram; las cuales según consultores de Marketing digital están entre las 11 redes con más usuarios del mundo.

Algunos estudiosos sustentaron que estas redes aportarían a una democracia digital, brindando un espacio nuevo de participación universal para el diálogo y la reflexión, caracterizado por la libertad, la inmediatez y la bidireccionalidad. Pero estos espacios han resultado, en peligrosa medida, ubicuos, versátiles, caóticos, demagógicos, vulgares, falsos, manipuladores e irresponsables.

Cabe preguntarse si sobrevivirá la convivencia y la democracia sin predominio de una opinión pública expresada en y con libertad y a la vez objetiva y respetuosa. Será necesario promover la responsabilidad cívica de los medios de comunicación a favor de la libertad responsable, del compromiso profesional, de la objetividad, de la sensibilidad humana y política, del vínculo intrínseco con la sociedad, y del acceso a los recursos necesarios y la probidad en su empleo.

Este desafío reclamará disponer voluntades a partir de ideales e intereses -tan naturales todos-.

SOBRE LOS AUTORES

( 85 Artículos publicados )

Director de Cuba Próxima. Jurista y politólogo. Miembro del Diálogo Interamericano. Editor de la revista católica Espacio Laical (2005-2014) y director del Laboratorio de Ideas Cuba Posible (2014-2019).

Reciba nuestra newsletter

Haz un comentario